La dignidad colectiva, al contrario que la personal, depende mucho, de quienes han asumido la responsabilidad de representarnos. La firmeza, la convicción , o la fe en lo que somos, se traduce, en actitudes firmes, aunque realistas en cuanto a nuestras limitaciones, pero sin ceder terreno a aquellos que pretenden brillar, a costa de ningunearnos nuestros propios meritos

La frase de J. M. Bartrina ” si habla mal de España… es español,” sugiere la tendencia a autoflagelarnos, mas allá de lo razonable. Está bien, reconocer nuestros defectos, no lo es hacerlo, exagerándolos en beneficio de aquellos que tienen malas intenciones en cuanto a nuestros intereses. España sufrió las consecuencias de la leyenda negra, durante siglos. Las falacias a ella asociadas, turbaron el espíritu y la autoestima de los españoles, mientras otros rentabilizaban nuestro estigma, haciendo aquello de lo que se nos acusaba.

Algo parecido, sucede hoy en día. Mientras abordamos como podemos, las consecuencias de la corrupción política, el mal ejemplo del entorno de la Corona, la debilidad de la justicia, la pusilanimidad de nuestros representantes, o el desafío del ” Procés” etc…algunos se empeñan en hundirnos en la humillación. Pues yo digo, que en Europa, pocos o nadie pueden darnos lecciones.

Países con una larga trayectoria democrática, que además presumen de ella, han protagonizado, escándalos, que compiten con ventaja, con los nuestros. Incluso las monarquías europeas han sido causa de vergüenza, más allá de lo que nosotros estamos acostumbrados. Me gustaría ofrecer una larga relación de lo que digo, pero esto es el facebook, y ya me extiendo demasiado.

“Mal de muchos consuelo de tontos”
Es cierto, que los errores de los demás, no deberían servir de excusa para justificar nuestras deficiencias. Aun así, deberíamos saber, que todos esos países que han discutido , nuestro talante democrático, o nuestra Justicia, carecen de la fuerza moral para cuestionarnos, pese a la complacencia, con que han sido secundados por algunos energúmenos con aforamiento. Sería interesante un debate en torno a este asunto.

Autor: Felipe R.

Categorías: Borbonia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.